Dos residentes de un remoto pueblo en el interior de California realizan un descubrimiento tan insólito como escalofriante...

¡Nop!